Mail: info@clinicessence.com
Llámanos al teléfono: 93 410 99 87

Horario: De lunes a viernes de: 10:00 a 20:00 | Sábados de 10:00 a 14:00
Dirección:  C/ Provença, 92

cavitación Tag

Tratamiento Reductor

21 Dic 2016 Posted by Silvia in Corporal

reductorEl Tratamiento Moldeador y Reductor tiene como objetivo modelar nuestro cuerpo eliminando aquellas imperfecciones que tanto nos molestan, es decir, reafirmar, reducir y combatir la celulitis.

 

Este tratamiento combate la grasa localizada combinando distintas tecnologías (Cavitación, Radiofrecuencia y Drenaje), según las necesidades del paciente.

 

La Cavitación destruye la adiposidad localizada. La Radiofrecuencia mejora la calidad del colágeno existente sin permitir que la disminución de la adiposidad signifique una flacidez adicional, sino que, por el contrario, agregue elasticidad mientras reduce. Por último, el Drenaje linfático, acelera la eliminación de desechos celulares producto del proceso de modelación.

 

Para conseguir unos resultados óptimos se recomienda realizar entre 6 a 12 sesiones, dependiendo de la zona tratada y del estado del paciente.

 

Métodos sin cirugía para combatir la celulitis

09 Dic 2016 Posted by Silvia in Blog

A continuación os presentaremos 4 técnicas efectivas para eliminar la celulitis y la grasa localizada de forma no invasiva, que representan una alternativa real a la liposucción quirúrgica, son: la cavitación, la radiofrecuencia, la presoterapia y la plataforma vibratoria.

Cavitación

La cavitación consiste en un fenómeno físico de resonancia acústica que se produce cuando emite una frecuencia sonora determinada en un medio sólido. Este método aplicado al mundo de la estética  actúa destruyendo las células adiposas y consigue modificar la forma de la grasa más compacta en un estado fluido, para, así, ser eliminada mediante el sistema linfático o la orina.

Varios estudios universitarios han demostrado que  practicar actividad física posteriormente a la realización del tratamiento hace que la eliminación de grasa sea mucho más efectiva, por lo que se vuelve imprescindible para potenciar las el efecto del tratamiento y evitar que la grasa vuelva a depositarse. Un paseo de 30 minutos posterior a la terapia es lo mínimo requerido para conseguir la efectividad óptima en cada sesión.

Para completar un tratamiento es necesario realizarse entre 8 y 15 sesiones, aunque a partir de las primeras 5 ya se pueden observar cambios estables en cuanto al volumen, estado de la grasa y apariencia de la piel.

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia también es una técnica conocida por sus efectos de reducción de volumen corporal, disminución de la grasa y tensado de la piel.

Este método funciona en base a ondas electromagnéticas que generan calor. El aumento de temperatura es el que responsable de sus resultados, ya que el calentamiento interno provoca un drenaje linfático de forma natural.

El aumento térmico de la piel es proporcional al aumento de la circulación sanguínea local, lo que ayuda a mejorar el metabolismo del tejido graso profundo consiguiendo, así, un aspecto de la dermis más saludable. Además la Radiofrecuencia estimula la formación de colágeno y elastina, elementos que otorgan firmeza a la piel.

Esta técnica ayuda a eliminar estrías, mejora o elimina la celulitis superficial y tiene un efecto lipoescultor.  Para conseguir los efectos deseados normalmente son necesarias ente 10 y 18 sesiones, y sería conveniente una sesión de repaso cada uno o dos meses.

Presoterapia

La presoterapia consiste en un drenaje linfático mecánico, lo que supone una alternativa al drenaje linfático manual. Este método se basa en un masaje realizado por la presión controla de aire en partes del cuerpo localizadas. Mediante este masaje se  estimula el sistema linfático y el retorno venoso, mejorando la circulación y con ello reduciendo  la retención de líquidos y toxinas.

Esta técnica es utilizada en las zonas donde normalmente se produce acumulación de líquidos (piernas, tronco y abdomen). Actúa potenciando la reabsorción de los líquidos y de las toxinas, relajando los músculos abdominales e intestinales. Por lo que, logra mejorar el funcionamiento del aparato digestivo, elimina y previene la celulitis, reduce el hinchazón de las piernas y aumenta la elasticidad y tonicidad de la piel.

Para lograr unos resultados deseados deben realizarse entre 12 y 14 sesiones, dos a la semana. Desde el primer día el paciente notará sus efectos.

Plataforma vibratoria

La plataforma vibratoria estimula la activación neuromuscular que aumenta el rendimiento en los movimientos voluntarios, por lo que la señal del musculo es muy superior a la conseguida en la misma situación sin el uso del estimulo vibratorio.

Este método mejora la fuerza y potencia muscular, la calidad de los huesos, mejora el equilibrio y control de posturas, la flexiblidad, activa la circulación sanguínea y del sistema linfático, elimina toxinas y grasa y mejora el estado de la celulitis. Para conseguir estos efectos es necesario realizar varias sesiones de 15 minutos cada una.

Combinación de las aparatologías anteriores

Las cuatro tecnologías mencionadas anteriormente pueden y deben ser combinadas para optimizar sus resultados, eliminar la celulitis y la grasa localizada. Lo ideal sería empezar por una sesión de cavitación, complementando cada sesión de cavitación con una de presoterapia, para eliminar la grasa de una manera efectiva.  Todo ello lo completaremos con 20 minutos de plataforma vibratoria o 30 minutos de ejercicio físico. Pero antes de todo sería recomendable realizar una sesión de radiofrecuencia previa a la cavitación para generar calor interno y aumentar sus resultados. También podemos emplearla después de la cavitación para reafirmar la piel.